• Envíos gratis a partir de 49€
  • 30 días de devolución
  • Entregas en 48 h

Blog de running Intersport

Blog de outdoor Intersport

Mejores ejercicios para entrenamientos con fitball

Hay muchos ejercicios que ayudan a fortalecer y tonificar los músculos, uno de ellos, y quizás de los más efectivas, es el entrenamiento con fitball, una pelota grande de goma que nos permite entrenar de muchas formas posibles. Te explicamos algunas de ellas que puedes aplicar en el gimnasio o en casa tranquilamente.

Entre los muchos beneficios de entrenar con un fitball, encontramos mejoras en la funcionalidad de algunos músculos, como las abdominales, los glúteos o las piernas, o también una mejora con la estabilidad. Todas estas mejoras, a su vez, contribuyen positivamente a evitar el dolor de espalda, fortalecer la pelvis y la condición física en general. Los ejercicios realizados con un fitball trabajan directamente el core, núcleo donde tenemos un grupo de músculos claves para el rendimiento físico el fortalecimiento muscular. Estos músculos que conforman el core son las abdominales, la cadera, la espalda baja, los cuales estabilizan la columna vertebral y la pelvis durante el movimiento. De ahí que sea tan importante fortalecerlos.

Elevaciones de cadera

Este es uno de los ejercicios más clásicos. Túmbate boca arriba sobre una esterilla y coloca los talones en el fitball con las rodillas un poco flexionadas. Una vez hayas conseguido estabilizarte, sube y baja la cadera, intentando tener el core bien estabilizado para no realizar un movimiento poco natural.

Planchas

Este es un ejercicio muy efectivo para trabajar la estabilidad y la musculatura. Apoya las manos en el suelo formando una línea recta, deben de estar paralelos, y apoya las puntas de los pies o las rodillas sobre el fitball. Mantente en esa posición 30 segundos o un minuto, y si te ves con fuerzas y equilibrio, sobre una esterilla, baja los antebrazos al suelo alternando este movimiento para trabajar los tríceps, bíceps y abdominales.

Ejercicio para trabajar el core

Este ejercicio tiene como objetivo reforzar los músculos estabilizadores. Para ello, siéntate en la pelota, con una correcta posición de la columna lumbar, y realiza movimientos con los brazos y las piernas llevando los hombros a flexionarse, y poco a poco, extiende la rodilla, una detrás de la otra, para no desequilibrarte, y provoca una tensión en la musculatura estabilizadora.

Si aún no tienes el equipamiento adecuado para realizar estos ejercicios, compra un fitball con INTERSPORT y entrena cómodamente en casa.