• Envíos gratis a partir de 49€
  • 30 días de devolución
  • Entregas en 48 h

Blog de running Intersport

Blog de outdoor Intersport

Consejos esenciales para perder peso haciendo running

El running puede ser uno de los deportes más efectivos para perder peso. INTERSPORT te da las claves para que consigas tu próximo objetivo de perder peso a través del running.

Entrenamiento de fuerza para runners: una guía para empezar

Running es una opción de ejercicio muy simple pero también efectiva para quemar calorías, acabar con la grasa y mejorar la forma física. Sigue nuestros consejos para asegurarte que estás sacándole el máximo partido a tus rutinas.

Las tendencias de deportes van y vienen, pero el running sigue siendo uno de los mejores ejercicios para quemar calorías y perder peso. En este artículo te explicamos cómo hacer que el running sea parte de tu estilo de vida, y así logres perder el peso que deseas.

Consejo #1: Haz del running un habito regular

El running para perder peso es efectivo solo si lo haces a menudo, sobre 4 días por semana es lo mejor. El primer paso, no obstante, es hacer del running parte de nuestra vida. Decide la franja horaria del día (mañana, tarde o noche) y cumple con tu rutina, tal y como lo harías para cualquier otro entrenamiento.

Consejo #2: Empieza lento

Sobre todo si eres nuevo con el running, la clave es empezar lento, ya sea en términos de velocidad o tiempo. Incluso solo 20 minutos al día durante el inicio, combinando caminar y correr, es la opción más recomendable para principiantes. Después de una o dos semanas, intenta sumar hasta 30 minutos continuos a ritmo medio. Una vez te sientas cómodo, ¡estarás preparado para el siguiente nivel!

Consejo #3: No todos los running son igual

Un error muy común es correr siempre el mismo tiempo a la misma intensidad, semana a semana. De esta forma, el cuerpo se ajusta entonces a tu constante e invariable nivel de actividad, y no perderás peso. El running para perder peso es mucho más efectivo cuando corres con alta intensidad. Intenta combinar tu ritmo con algún sprint, por ejemplo de 30 segundos, seguido de tres minutos a un ritmo moderado. Repite esto cinco o seis veces. Cuando corres más rápido, construyes más músculo y continuarás quemando calorías incluso después de haber completado la carrera.

Consejo #4: El secreto está en combinar

Para perder peso (y mantenerlo), el secreto es combinar diferentes tipos de running con entrenamientos de fuerza. Tu plan de entrenamiento semanal debería incluir una combinación de largas carreras de al menos 45 minutos para ganar Resistencia, intervalos con sprints para eliminar grasa, y entrenamientos para ganar fuerza. Planifícate dos sesiones de entrenamiento de fuerza a la semana, de entre 15 a 20 minutos cada una.

La línea de fondo…

Correr para perder peso requiere de un poco de estrategia y un enfoque completo para que sea más efectivo. Si te quedas con esto, comes de forma balanceada, bebes muchos líquidos y sin azúcar y descansas bien, pronto te verás y sentirás mejor que nunca.