• Envíos gratis a partir de 49€
  • 30 días de devolución
  • Entregas en 48 h

Blog de running Intersport

Blog de outdoor Intersport

Fibra natural. Lana de merino.

Cuando vamos a comprar una prenda de outdoor o para running, nos encontramos con que la fibra sintética es la reina. Precio y ligereza son sus grandes bazas además de transpiración. Existen alternativas equiparables en prestaciones, incluso mejores pero claro esta, hay que pagarlo. Hablamos de la lana de merino.

La lana de merino proviene de ovejas que se han criado en el monte, lugares fríos, con agua limpia y alimentos sanos y naturales. Originalmente las ovejas merinas, son un cruce entre indígenas españolas (color negro) y carneros norteafricanos (vellón blanco). Con el pasar de los siglos se ha extendido esta especie por el mundo llegando a ser la especie ovina más abundante del mundo. Produce esta oveja, una lana muy fina, corta y rizada, la lana tradicional es una fibra gruesa cubierta de escamas grandes y por eso esta, abriga, pero es más pesada y produce picores, además de que tarda mucho en secar.

La lana de merino se encuentra en composiciones de prendas principalmente de primera capa, es decir, ropa térmica.

Beneficios y propiedades de la lana de merino.

Los tejidos sintéticos pueden ser muy ligeros pero no aíslan, son muy inflamables y un lugar ideal para las bacterias (terminan por oler mal). La lana de merino combina lo bueno de la lana tradicional con la ligereza, transpirabilidad y suavidad de las fibras sintéticas.

La diferencia la notaremos al tacto rápidamente. La lana de merino es mucho más suave que la lana tradicional. Esto es gracias a que la fibra de merino es más fina que la lana tradicional y sus escamas más pequeñas, adaptándose mejor a la piel.

No produce malos olores. Podemos usar una prenda de merino varios días sin lavar. La superficie lisa de las fibras sintéticas es el lugar perfecto para las bacterias que van a alimentarse de las sales y grasas que secretamos al sudar. La merino es antibacteriana gracias a que las escamas repelen las bacterias y contiene lanolina, que tiene propiedades antibacterianas.

La propiedad más interesante es la de aislamiento. Es muy calida gracias a que al ser tan finas, el tejido cuenta con más fibras que crean pequeñas bolsas de aire que retiene el calor corporal. Además, tiene la capacidad de retener agua (como el algodón 1/3 de su peso) pero reteniendo el calor, a diferencia de otros tejidos naturales como el algodón. Incluso mojada es calida.

Por ultimo y no menos importante, es muy transpirable, una vez más, gracias al tamaño de sus fibras, al ser más finas permiten una mayor transferencia de vapor húmedo.

Se puede encontrar en infinidad de prendas, la diferencia la marca la cantidad de merino por m^2. Es ideal para actividades al aire libre pero no hay que descuidar que cada día la ingeniería de los tejidos avanza más y tenemos nuevas fibras sintéticas que imitan estas propiedades o consiguen prestaciones incluso mayores.

Al final todo depende de cuánto quieres gastar.