• Envíos gratis a partir de 49€
  • 30 días de devolución
  • Entregas en 48 h

Blog de running Intersport

Blog de outdoor Intersport

Entrenamiento con raquetas de nieve

Si nos gusta entrenar o simplemente disfrutar de la montaña en invierno, una buena manera es con Raquetas de nieve

De entrada explicaros que aunque sea más sencillo de practicar y entrenar con las raquetas, el terreno de juego es el mismo que con los esquís: frío, altitud, nieve, etc., por lo tanto tendremos las mismas precauciones que con ellos, y nunca iremos solos por la montaña, a menos que sea por circuitos marcados dentro de alguna estación de esquí.

Las raquetas son ideales para recorridos por el interior de los bosques y por pendientes poco pronunciadas, para realizar grandes accesiones a picos o cimas hay que ser un experto, pues con nieve dura o helada puede ser peligroso circular por según que pendientes.

Las raquetas nos permitirán desde el primer momento (después de unos consejos básicos) ponernos en marcha, sin que tengamos que aprender técnicas demasiado sofisticadas, además si nos interesa practicar asiduamente la compra de este material no es nada costosa o si no también, se puede alquilar en cualquier estación de esquí (sobre todo en las de esquí nórdico).

Actualmente existen multitud de competiciones con raquetas, tanto a nivel nacional, como a nivel internacional. Competiciones que pueden ser solamente de velocidad o algunas muy interesantes de orientación.

10 consejos básicos

Lo primero que nos aportara practicar con las raquetas es, un trabajo físico muy importante a nivel cardio-vascular, si realizamos una ruta con continuos desniveles, estaremos realizando cambios de ritmo continuamente, esto unido a que normalmente estaremos trabajando a cierta altitud, nos proporcionara un beneficio extra. Es interesante dedicar la jornada de raquetas a realizar un entrenamiento de larga duración, a si aprovecharemos al máximo el tiempo y realmente será una sesión muy productiva.

A nivel muscular el trabajo de cuadriceps, femorales, gemelos vastos internos, es sensacional, normalmente nuestra zancada será muy diferente a la habitual, teniendo que levantar mas de lo normal las piernas para poder avanzar, un trabajo similar al de subir o bajar escaleras, a esto unimos el trabajo con brazos (mediante los bastones de esquí) lumbares, abdominales hombros, etc. también estarán trabajando a fondo.

La vestimenta puede ser similar a la que os explicaba en el articulo de esquí de fondo, pero para comenzar, parte de la ropa que utilizamos para practicar ciclismo en pleno invierno, nos puede ser útil.

No olvidar nunca las gafas de sol y la crema protectora y recordad que hay que llevar siempre en la mochila unos pantalones y una chaqueta, para protegernos en el descenso y de las condiciones climáticas adversas.

Lo más indicado es practicar en los circuitos marcados que actualmente existen en prácticamente todas las estaciones de esquí, en los últimos años esta disciplina esta ganado muchos adeptos y esto a provocado que las estaciones se hayan puesto al día y han ido diseñando circuitos de diferentes niveles, perfectamente marcados, e incluso con huella abierta, así como la puesta en marcha del alquiler de material y servicio de guías.

Aunque de entrada os parezca una actividad un poco Light, es como en todos los deportes: depende del nivel de intensidad que nos impongamos, así pues si vamos corriendo con las raquetas ya veréis el esfuerzo que tendréis que hacer para avanzar, por lo tanto si vamos a entrenar tendremos en cuenta el ritmo cardiaco que nos interesa llevar para esa sesión de entrenamiento o tengamos estipulado en el plan de entrenamiento.

5º Es aconsejable practicar siempre con bastones de esquí, estos nos ayudaran mucho en las subidas y bajadas y nos proporcionaran un trabajo perfecto para nuestro tren superior. Los bastones tienen que ser de nuestra medida y bien ajustados a las manos. En las competiciones normalmente no se usan, pero esto es otra historia, porque normalmente los recorridos son con nieve pisada, para que todos los participantes encuentren en las mismas condiciones el recorrido.

No olvidar el avituallamiento tanto liquido como sólido, en cuanto al liquido, al llevar mochila, va muy bien llevar un sistema de hidratación tipo camel bac, con un protector en el tubo, para evitar que se hiele en caso de mucho frío, si queremos entrenar mas ligeros y no llevar mochila, van muy bien las riñoneras porta bidón. En cuanto al sólido pensad que con el frío i la altitud, necesitamos más ingesta de calorías.

Es recomendable el primer día dejarnos asesorar y aconsejar por un técnico en la materia, así como realizar una ruta con guía, este nos podrá explicar todos los secretos y trucos de esta disciplina, así ganaremos tiempo para ponernos a entrenar y disfrutar con esta actividad.

Las raquetas son perfectas para realizar entrenamientos de larga duración, pues son entretenidas y podemos regular fácilmente el ritmo que nos interesa seguir, ya que podemos ir caminado a muy bajo ritmo o como corriendo a alta intensidad, además con ellas podremos acceder a parajes invernales que a pie nos seria imposible.

Es muy importante el tema del calzado, las raquetas se adaptan a casi todo tipo de calzado, pero no debemos menos preciar el tema del frío, podemos comenzar muy cómodos con calzado ligero, pero en un entrenamiento o ruta de larga duración, las condiciones climáticas pueden cambiar rápidamente y provocar tener que acortarla por problemas de frío en los pies, con un buen mato de nieve polvo, las raquetas se hunden bastante, por lo que nuestros pies, según el calzado, se irán enfriando y no iremos cómodos en ningún momento.

10º si queremos forzar un poco mas la maquina una buena forma es salir de la huella trazada y abrir huella nueva, eso si sin apartarnos de la ruta, ya veréis que sobreesfuerzo requiere. En caso de querer realizar recorridos o entrenamientos fuera de circuitos marcados, tener en cuenta de llevar siempre los utensilios necesarios para la orientación (mapa, brújula, GPS, etc.) aunque no pueda parecer que conocemos mucho una zona por realizar entrenamientos en verano, con nieve puede ser que no reconozcamos muchos de los paisajes habituales, sobre todo si estamos dentro de un bosque.

Y lo mas importante, desplazarnos con raquetas es volver un poco a tiempos ancestrales, en que utilizarlas era la única manera de poderse desplazar y cazar en los meses invernales, poder recorrer bosques y prados en silencio y con calma, esto, es también parte de nuestro entrenamiento, quizás no estaremos trabajando la intensidad o nos parecerá que no estamos forzando demasiado, pero tened seguro que estaremos trabajando nuestra mente y nuestro espíritu.