• Envíos gratis a partir de 49€
  • 30 días de devolución
  • Entregas en 48 h

Blog de running Intersport

Blog de outdoor Intersport

Elige tu bota de esquí adecuada.

Elegir botas de esquí no debería ser una tarea harto complicada. Eso sí, debemos tener presente que la bota es una de las partes más importantes de nuestro material, junto los esquís. La importancia de la bota viene dada por que es la parte que trasmite nuestra energía a los esquís.

Hoy día las botas son un componente muy sofisticado, en cuanto a tecnologías y uso de materiales. La técnica de esquí actual, el cárving, exige esquiar más tiempo sobre los cantos que en la forma tradicional de esquí, por tanto las inclinaciones son más agudas. Para que la bota no toque nieve, está sobreelevada (sobre todo la parte del talón) y son menos voluminosas. Además las botas actuales son menos rígidas, por tanto más cómodas.

¡A comprar!

Una vez nos decidimos a ir a la tienda, debemos ser sinceros con nosotros mismos y preguntarnos, cual es nuestro nivel y para que queremos las botas. En el caso de los niños es especialmente importante el comprar las botas adecuadas. Una mala elección generará vicios en la técnica. Muy común es comprar botas de más números para ahorrar un poco, ponemos dos pares de calcetines y fuera. Si hacemos esto, terminaremos apretando más las botas y dificultando la circulación, esto provocara dolores y enfriamiento de los pies. Por otro lado, si es sobredimensionada, la caña será demasiado alta. Si es muy alta los niños al apoyarse para transmitir la energía, no trabajan adecuadamente porque necesitan hacer mucha más fuerza y esto les obliga a inclinarse a delante compensando tirando el culo atrás.

Tanto si se trata de niños como de adultos, es necesario, ir a probar las botas con calcetines de esquiar, los que usaremos para esquiar.

Las botas deben ser de nuestro número y debemos dejarnos aconsejar por el especialista de la tienda, el nos guiará. Debemos ser honestos con nuestro nivel y necesidades, también decirle que esquís usamos.

Cuando nos probemos las botas, nos las ponemos sentados pero debemos ponernos en pie para ver que el apoyo es correcto. Seguramente los dedos nos tocaran ligeramente la punta, no es problema. Cuando esquiemos el pie se separara de la punta al hacer presión en la caña.

Para ajustar las botas comenzamos por la parte baja con los ganchos y con la lengüeta bien situada. Hay que tener en cuenta que hay botas de diferentes anchos.

La sensación debe ser de estar bien fijadas y si esquiamos poco nos parecerá que hay excesiva presión, no pasa nada mientras no sintamos dolor.

Consejos

  • Botas de nuestro número.
  • Calcetines de esquí para probar las botas.
  • Honestidad con el vendedor.
  • Probar las botas de pie y no sentados.
  • Ajustar ganchos comenzando pro abajo.
  • Botas de diferentes anchos.