• Envíos gratis a partir de 49€
  • 30 días de devolución
  • Entregas en 48 h

Blog de running Intersport

Blog de outdoor Intersport

Correr, y porque no, deslizarse. Esquí de fondo.

Entrenamos con suficiente frecuencia, hemos participado en algunas competiciones, y ya podemos considerarnos deportistas de nivel, porqué no solo existe el alto nivel, sea más bajo o más alto cualquier deportista tiene su nivel.

Y ahora que comenzábamos a disfrutar “sufriendo” en los entrenamientos, llega el invierno.

Con la llegada del invierno, podemos ver truncada nuestra rutina de entrenamiento, sobre todo las salidas largas que realizamos los fines de semana, ya sea a pie o sobre todo en bicicleta, por este motivo, entre otros, es interesante probar a entrenar con deportes en la nieve.

Si no se han practicado nunca, parece todo muy complicado y engorroso. Intentaré explicar que no es así.

Para mí, el mejor inicio, que podéis tener con los deportes de nieve, es el esquí de fondo o esquí nórdico, por cierto, el esquí de fondo, NO, es correr con esquís, como piensa y dice mucha gente el esquí de fondo es deslizarse con esquís.

No se si habréis leído u oído alguna vez que, algunos de los deportistas con mejores consumos de oxigeno (VO2 max), son los esquiadores de fondo, el motivo es que se utilizan brazos y piernas con un requerimiento físico similar, además de todos lo grupos musculares. También es muy beneficioso, por la práctica en una altitud considerable.

La ventaja practicar esquí de fondo, a diferencia del alpino (pista), es que podemos comenzar en un circuito llano, muy despacito y a nuestro aire. Es recomendable comenzar con el de estilo clásico, (paso alternativo), para más adelante, si os interesa aprender también el estilo de patinador (skating).

Lo mas recomendable para in iniciarse, es contratar clases con un monitor, así progresaremos más rápidamente en nuestro aprendizaje y podremos trabajar con nuestras intensidades habituales de entrenamiento.

Si lo del esquí de fondo, no lo veis muy claro, podéis comenzar con las raquetas para caminar por la nieve, es un buen trabajo aeróbico porque también utilizamos brazos y piernas para poder avanzar.

Aún hay una tercera opción, pero ésta si que es más complicada, pues requiere de más conocimientos a nivel de alpinismo y de técnica, el esquí de montaña o de travesía.

El esquí de fondo, a diferencia de correr o andar, tiene la ventaja de no provocar impactos, por lo tanto “castiga” mucho menos las articulaciones.

De todas formas, como no vamos a poder esquiar todos los días, no nos olvidaremos, de nuestros entrenamientos habituales.

Esta base de trabajo (cantidad) que casi sin querer, al final también será de calidad, que podéis acumular durante estos meses más fríos, os llevará a conseguir una mejora sustancial cuando volváis a los “entrenamientos “normales”.

Otra cosa muy positiva, que nos aportaran los deportes de nieve, es el cambio del entorno. Es un relax muy importante para la mente, poder rodearse de un paisaje nevado, del silencio, del aire frío, de las montañas…es una manera magnifica de recargar las pilas, para afrontar una temporada de entrenamientos y competiciones.