• Envíos gratis a partir de 49€
  • 30 días de devolución
  • Entregas en 48 h

Blog de running Intersport

Blog de outdoor Intersport

Carreras de Montaña.

Una carrera de montaña es algo más que una competición, o al menos eso tendría que ser para nosotros, puesto que reúne multitud de factores que la convierten en una actividad única, paisajes, altura, aire puro… son una mezcla perfecta, para poder disfrutar de ese día al máximo, sentirnos realizados y darnos cuenta de que somos afortunados de haber tomado un día, la decisión de ponernos a entrenar.

Consejos para preparar una carrera de montaña

Al haber tan dilatado calendario de carreras, lo mejor que podemos hacer, es hacernos nuestro calendario particular, comenzaremos con las mas cortas, he iremos aumentando la distancia, conforme vayamos disputando las competiciones, así de paso nos servirán de entrenamiento.

De entrada, yo me marcaría como objetivo del año, una que fuese una maratón 42 kilómetros 195 metros, que es siempre una distancia mágica y aceptablemente asequible, a si pues los meses antes, buscaría carreras de 10 kilómetros, después de 20, y así hasta acercarme a la distancia de la maratón. De todas maneras la distancia no es el único elemento determinante, para saber la dureza de una carrera, es casi mas importante, el desnivel acumulado del recorrido, cuando miremos la información de una competición, es importante saber distancias, desniveles y también la altitud donde se realizara.

Para poder realizar estos recorridos en competición, es importante que sepamos cual es nuestro ritmo adecuado y saberlo coger en seguida, ya sea entrenado o compitiendo. Este último dato es muy importante porque además de provocar variaciones en nuestro rendimiento (altura), según la época, pueden haber muchas variaciones en la temperatura, de esta cuestión ha de depender nuestra equipación y avituallamiento.

Si habitualmente entrenamos en terrenos llanos, por muy en forma que estemos, si el recorrido tiene fuertes pendientes, vamos a sufrir mucho para poder superarlos y esto nos romperá el ritmo, hemos de entrenar tanto desniveles en subida como en bajada.

En las subidas y bajadas fuertes, nuestros cuadriceps y gemelos trabajan mucho para impulsar y frenar nuestro cuerpo, esta adaptación es importante trabajarla a fondo en los entrenamientos, por ejemplo, podemos hacer las series en una subida pronunciada, respetando los tiempos, cambiamos longitud por desnivel, pero con la misma duración.

Otra cuestión, hemos de entrenar también la técnica en carrera, es decir saber correr sobre terrenos muy irregulares, rocas, hierba mojada, nieve, piedras sueltas, etc. imaginaros la diferencia que hay cuando afrontamos una bajada muy fuerte sobre una tartera o sobre la hierba mojada, es fácil, que los corredores mas expertos, consigan mas diferencias, por la técnica que por la forma física.

También deberemos intentar entrenar en terrenos técnicamente difíciles, una cresta por ejemplo, en estos terrenos también se marcan muchas diferencias. Va muy bien para entrenar este tipo de competiciones, marcarnos un tipo de recorridos donde haya la máxima variedad de los elementos que os he comentado, serán entrenamientos más duros que los habituales, pero después en las carreras, tendremos la recompensa.

Par este tipo de carreras es importante también entrenar los grupos musculares del tren superior, brazos, lumbares, abdominales, pectorales, etc. puesto que van a tener una intervención vital, en estos exigentes recorridos, además es posible que en algunas carreras debamos utilizar bastones de trekking, si no tenemos una buena adaptación, en lugar de utilizarlos para impulsarnos, los vamos a arrastrar.

Si las carreras se disputan en una altura considerable, es más importante, si cabe, nuestra hidratación. En altura, la presión parcial de oxigeno es más baja, disminuye la oxigenación sanguínea y el ambiente es más seco, ventilamos mas para la misma intensidad de esfuerzo y perdemos más agua por la respiración, además, la evaporación del sudor es más fácil y no somos conscientes de las pérdidas hídricas.

Si sabemos las condiciones técnicas de la competición que vamos a acudir, y esta es en altura, debemos realizar algunos entrenamientos en altura, para aclimatarnos a las sensaciones que produce la altitud.

10º Si vamos a participar en carreras de montaña debemos obtener la licencia federativa correspondiente.