• Envíos gratis a partir de 49€
  • 30 días de devolución
  • Entregas en 48 h

Blog de running Intersport

Blog de outdoor Intersport

Potencia tu rutina de correr: 5 maneras de agregar variedad a tu entrenamiento

La variedad es el secreto para ser mejor corredor. Aquí hay 5 formas sencillas de incorporar variedad a tus entrenamientos en ejecución.

Ejecutar la misma ruta cada semana puede ser conveniente, pero no llevará tu carrera al siguiente nivel. Con el tiempo, te estancará. Una forma sencilla de mejorar el rendimiento es agregar variedad a tu entrenamiento. Darle a tu cuerpo diferentes desafíos lo llevará a un mayor nivel de dominio, como corredor y como atleta. Entonces, ¿cómo se puede agregar variedad? Aquí hay 5 áreas clave para enfocar tu rutina.

1. Variar la duración

Añade carreras más largas a tu rutina, aumentando gradualmente la duración total y aumentando de la resistencia. Encuentra formas de incluir carreras largas y fáciles (durante las cuales puedes mantener una conversación), así como carreras largas y “duras” a un ritmo sostenido más rápido, o con intervalos rápidos, en tu entrenamiento. Los elementos esenciales para llevar incluyen un pulsómetro gps para controlar el ritmo cardíaco.

2. Alcanzar el entrenamiento de la velocidad

El trabajo rápido te ayuda a ser más rápido y mejora tu habilidad en general. Incorporalo a tu entrenamiento usando pasos en los que aceleres casi a un sprint, pero no del todo, durante unos 20 segundos. Incluye varias repeticiones durante tu carrera habitual. Las sesiones de intervalo (como seis sprints de 1 minuto, con 2-3 minutos de trote de recuperación) también funcionan bien. Facilita el entrenamiento de velocidad gradualmente y entrena ligeramente al día siguiente.

3. Probar diferentes rutas y terrenos.

Senderos, caminos y colinas: correr en terreno variado compromete tus músculos de diferentes maneras, mejorando tu forma y fuerza. Correr en la naturaleza es un estimulante del estado de ánimo, y correr bien equipados con zapatillas adecuadas, obtendrás los mayores beneficios. La pista es perfecta para entrenamientos de velocidad. Los entrenamientos en cuestas (varios sprints cuesta arriba, con recuperación en el descenso) son increíblemente efectivos. La clave es mezclarlo.

4. Añadir entrenamiento de fuerza

El entrenamiento de fuerza mejora la capacidad de rendimiento y reduce el riesgo de lesiones. Apunta a 3-5 sesiones por semana. Los ejercicios de solo peso corporal son suficientes al principio. A medida que vaya avanzando, usa pesos para ver mejores resultados.

5. Probar otros deportes.

Para corredores puristas, esto puede parecer desalentador al principio. Pero los ejercicios como la natación o el ciclismo pueden combinarse bien con la carrera. Te asegurará de que todos los músculos del cuerpo se fortalezcan y obtendrán más de la carrera a largo plazo. Con variados entrenamientos puede alcanzar su mayor potencial como corredor. Un plan de capacitación equilibrado lo ayudará a desafiarse aún más, y también lo disfrutarás más.