• Envíos gratis a partir de 49€
  • 30 días de devolución
  • Entregas en 48 h

Blog de running Intersport

Blog de outdoor Intersport

El corredor Robocop, entrenamiento con GPS. - Running

Gadgets para entrenar, GPS el indispensable.

Se ha hecho frecuente en parques y avenidas, un tipo de corredor, preocupado por la vestimenta, el material y los complementos. La tecnología está consiguiendo seducir a los más puristas o conservadores, por méritos propios en muchos casos como el del GPS.

En un principio los GPS (Global Positioning System), utilizados en deporte se limitaban a su uso en montaña, principalmente con objetivos de orientación y localización, el avance en la precisión de dichos receptores ha provocado la aparición de pequeños aparatos basados en esta tecnología, que se utilizan en el atletismo, en el ciclismo o en el ski, por ejemplo, utilizando de esta forma la tecnología vía satélite, para conocer distancias y velocidades.

¿Utilidad en entrenamiento o capricho?

El conocimiento de la carga de entrenamiento es esencial para valorar el gasto energético y controlar la progresión de las cargas, para conseguir el máximo en rendimiento físico. Uno de los problemas en el mundo del deporte, es el del control ajustado de la carga de entrenamiento en algunas especialidades.

La carga de entrenamiento de forma simplificada podemos relacionarla con el volumen e intensidad de entrenamiento, y en muchas actividades estos parámetros son la distancia recorrida y a que velocidad la hemos realizado.

Hay ocasiones y deportes en los que el conocimiento de estos parámetros es realmente sencillo, mientras que hay ejercicios físicos en los que resulta prácticamente imposible su conocimiento y cualquier avance en ese sentido es muy positivo para ajustar los planes de entrenamiento. En este campo del conocimiento del deporte y de sus características puede enmarcarse la utilización de la tecnología GPS.

La tecnología GPS ofrece al mundo del deporte, mediante un pequeño aparato receptor, conocer la posición exacta de quien lo lleva, lo que unido a su variación a lo largo del tiempo, nos va a permitir conocer la distancia y su velocidad.

La exactitud de la medida de posición es por tanto esencial cuando pretendemos obtener datos fiables y utilizables. Las mejoras continuas que se están produciendo en la infraestructura espacial de los diferentes sistemas de posicionamiento por satélite, las mejoras en los receptores que son capaces de procesar las señales de más satélites consumiendo menos energía, así como almacenar más datos, y el enorme desarrollo de programas específicos de tratamiento de los datos, están provocando su utilización cada vez con mas frecuencia.

Aun así, los sistemas de control de entrenamiento basados en GPS tienen sus limitaciones a la hora de controlar distancias y velocidades en algunos deportes, como los deportes de equipo.

En este tipo de actividades en los que las distancias recorridas son importantes para el entorno físico en el que se desarrollan, así como los continuos cambios de dirección, dan lugar a que la precisión de dichos sistemas que están controlando la posición cada segundo no sea muy ajustada. Al fin y al cabo un aparato de control de entrenamiento basado en exclusiva en la medición GPS va a considerar que siempre la diferencia de posición entre dos puntos de referencia es una línea recta y esto no es exactamente así.

Este seria uno de los errores del sistema en el control de las distancias, en un deporte de equipo. Y si hay un error en las distancias, lógicamente se mantiene el error en otras mediciones basadas en ésta, como es la velocidad.

En la actualidad se está trabajando en la implementación de varios sistemas en el control de la actividad física en los deportes de equipo, como por ejemplo un sistema que combina un procesador GPS y un acelerómetro triaxial, con lo que la precisión del sistema aumenta de forma muy significativa. Además con lo rápido que avanza la tecnología seguro que cada vez tendremos más precisión en este sistema de control del entrenamiento.

Hoy en día tenemos sistemas que combinan GPS y pulsometro entre otros sensores, el control sobre la actividad y las posibilidades son infinitas. Permiten realizar entrenamientos controlados y seguir un plan sin entrenador, parametrizando cada etapa.