• Envíos gratis a partir de 49€
  • 30 días de devolución
  • Entregas en 48 h

Blog de running Intersport

Blog de outdoor Intersport

Abdominales hipopresivos, estética, rendimiento y salud.

Fitness - Hace años, con los ejercicios abdominales, lo que se pretendía entre otras cosas, era disminuir la cintura y por ello se pensaba que realizando movimientos en esta zona, con ejercicios clásicos e involucrando en parte de las piernas, era la mejor manera de lograrlo.

A medida que ha pasado el tiempo las investigaciones al respecto han dejado claro que la cintura se reduce con ejercicio aeróbico y una dieta adecuada, además de utilizar los músculos abdominales para fortalecer la pared abdominal.

Los músculos abdominales también sirven como sujeción de los órganos internos, además de ser un punto importante de fuerza del cuerpo y de tener mucha importancia a la hora de conseguir mejorar nuestra postura general. Otra cosa a tener en cuenta es que los abdominales son músculos como otro cualquiera que no ‘podemos someter a un trabajo excesivo, sino que debemos dejar que se recupere, por lo que las teorías antiguas que defendían el entrenamiento diario y desmesurado quedan obsoletas.

Trabajo sin resultado, errores.

Muchas personas de las que vemos en el gimnasio no tienen ni un gramo de grasa en el abdomen, pero sin embargo esta parte del cuerpo se les ve como abultada. Esta sensación se debe al aumento de la masa muscular en esta zona, a causa principalmente de la intensidad de los entrenamientos. En muchos deportistas, el mal trabajo abdominal, hace que parezca que tengan barriga en vez de tener unos buenos abdominales, planos y marcados. Para conseguirlos simplemente tenemos que tratar al abdomen como un músculo cualquiera y trabajarlo de manera adecuada y correcta.

Un ejercicio clásico a la hora de querer perder cintura son los giros de cintura en máquina o con barra. Esto lo debemos evitar en la medida de lo posible, ya que forzamos a las vértebras lumbares a realizar un giro que no les corresponde y que puede dañarlas y hacernos mucho daño.

El método correcto para conseguir el resulta deseado. Abdominales tableta.

Una manera correcta de trabajar, para lograr una cintura más estrecha y unos abdominales bien definidos, es realizando los conocidos como hipopresivos en los que en vez de trabajar hacia afuera lo hacemos hacia adentro, tocando las fibras más internas, tonificando así el abdomen y acabando con el abultamiento muscular en esta zona. Este tipo de trabajo es útil y recomendado para todo el mundo.

Mucha gente habla de los hipopresivos y no sabe lo que son, pero si decimos que estamos hablando de abdominales hacia dentro la gente lo entiende mucho mejor. Por ello queremos explicar lo que son y en qué consisten. Cuando los llamamos abdominales hacia adentro es porque efectivamente se realizan hacia adentro.

Este tipo de abdominales se realizarán de manera relajada y tranquila, ya que consisten en contraer la pared abdominal hacia dentro y mantenerla contraída durante unos segundos. Todas las personas los pueden realizar, y no importa la edad para llevarlos a cabo, simplemente debemos concentrarnos en la parte trabajada y poco a poco ganaremos destreza y potencia para contraer mucho más la pared abdominal.

Esta manera de trabajar nos hará desarrollar mucho más la fuerza de esta zona y evitar una hipertrofia abdominal desmesurada que lo que hará será aumentar el perímetro de la cintura. Además, al trabajar los abdominales con estas nuevas técnicas evitaremos incorporar el movimiento de piernas, y así no forzaremos el psoas.

Hay diversidad de ejercicios, pero uno sencillo e ideal para comenzar es: con una esterilla en el suelo, nos colocaremos a cuatro patas con las palmas de las manos pegadas al suelo, mirando hacia adentro. La espalda debe permanecer recta y relajada, ya que es necesario que no adoptemos posturas raras que a la larga pueden hacernos daño.

Lo siguiente que debemos hacer, es concentrarnos en la zona del abdomen, que es la que vamos a ejercitar y en la respiración, esta debe ser otro punto a tener en cuenta, pues es la que nos marcara el tiempo que dura la actividad. En esta postura lo que haremos será contraer los abdominales hacia dentro, como si metiésemos barriga, debemos mantener esta postura mientras inspiramos aire y hacemos que todo el esternón suba hacia arriba. Al expulsar el aire apretaremos más los abdominales hacia adentro.

Es importante que mantengamos esta postura y la repitamos 8-10 veces, descansemos 3 minutos y repitamos el ejercicio 3 veces más. Puede parecer algo complicado y difícil de hacer, pero es tan sencillo como mentalizarnos que se trata de un ejercicio en el que lo importante es meter el abdomen hacia adentro contrayendo y aguantando esta contracción. Este ejercicio lo podemos combinar con los abdominales tradicionales, pues no son incompatibles y además nos ayudará a trabajar la musculatura más interna que conforma el abdomen.

Es importante que tengamos en cuenta que al principio nos costará bastante aguantar y coger la mecánica del ejercicio, pero poco a poco lograremos hacer más repeticiones, de más calidad y con la técnica adecuada.

Trabajo sin control... resultado equivocado.

Muchas personas que se machacan a hacer abdominales, para tener la “tableta de chocolate” lo que consiguen es que su cintura crezca, en lugar de hacerse más plana. Como todo músculo, el abdomen se hipertrofia, es decir, aumenta su volumen con el ejercicio.