• Envíos gratis a partir de 49€
  • 30 días de devolución
  • Entregas en 48 h

Blog de running Intersport

Blog de outdoor Intersport

¿Estresado? Encuentra tu espacio corriendo

Tienes demasiadas cosas en la cabeza. Te pasas todo el día de aquí para allá y necesitas hacer algo para conseguir relajarte. ¿Estás estresado? Encuentra tu espacio corriendo.

El efecto que tienen sobre nosotros el estrés y otras patologías como la ansiedad es demoledor. Nuestro estilo de vida actual es cada vez más exigente en el día a día: obligaciones profesionales de todo tipo, cuidar de la familia… Y eso se refleja no solo en nuestro ánimo, sino también en nuestro estado físico.

El ejercicio es un arma a la que todos podemos acceder para combatir de manera eficaz esas situaciones estresantes. Lo mejor es que hay numerosos estudios que lo respaldan científicamente.

Síntomas de ansiedad

Para un momento a pensar en cómo te sientes. Empieza por hacer un primer repaso a tu cuerpo: ¿tienes alguna de estas sintomatologías?

•    Dolores de cabeza
•    Dolor pectoral
•    Cefaleas
•    Malestar estomacal (especialmente diarreas)
•    Problemas para conciliar el sueño
•    Fatiga permanente

Y esto es solo a nivel físico, porque el estrés también impacta de manera muy evidente a tu estado psicológico. Sufrimos cambios de ánimo muy frecuentes, falta de concentración, irritabilidad, apatía…

¿Por qué correr ayuda a reducir el estrés?

Está demostrado que los hábitos de vida saludables ayudan a mantener el estrés a raya o, al menos, a controlarlo. Es importante tener unas rutinas equilibradas, descasar las horas suficientes, comer sano, no abusar de estimulantes como la cafeína y el alcohol y, por supuesto, hacer ejercicio.

Correr se ha convertido en una de las mejores actividades físicas para reducir el estrés, especialmente cuando se hace al aire libre, ya que combinamos el esfuerzo físico con la ruptura del entorno. Salimos a la calle o a un parque y con ello nos alejamos de el espacio físico en el que solemos pasar más tiempo.

Fisiológicamente, lo que ocurre al correr es que se activa la producción de endorfinas. Estos neurotransmisores hacen que nuestro cerebro genere una sensación de bienestar. Además, nuestro metabolismo se activa y depuramos mejor las toxinas.

A nivel intelectual, vamos entrando poco a poco en un estado en el que nos centramos exclusivamente en el control del cuerpo, la respiración, la zancada… incluso en los tiempos que estamos haciendo. Esto nos hace concentrarnos exclusivamente en lo inmediato, con lo que dejamos de pensar en los problemas que nos estresan cuando estamos en reposo.

Por último, correr tiene un importante efecto sobre nuestra autoestima. Al salir a hacer kilómetros con regularidad vamos ganando confianza en nosotros mismos, lo que se traslada a nuestro estado de ánimo y mejora nuestro humor.

Prepárate para correr

Si hace mucho tiempo que no corres o nunca lo has hecho antes de manera más o menos intensa, es importante que empieces de manera progresiva. No estaría nada mal que hicieras una consulta a tu médico para evitar cualquier susto.

No te tires a la calle a lo loco a hacer kilómetros. Lo más probable es que te desfondes o incluso te puedes llegar a lesionar y verte en dique seco antes de empezar. Se recomienda hacer unos 150 minutos de ejercicio a la semana (o 75 de ejercicio vigoroso). Es una buena cifra de referencia. Y no tengas problema en empezar por andar hasta que vayas cogiendo algo de forma.

Equípate de manera adecuada. Te recomendaríamos que te hicieras con unas zapatillas que se adapten a tu forma de correr, al terreno sobre el que vas a hacerlo, las características técnicas, tus características como corredor…

Como última recomendación te recomendaríamos que seas constante. Al principio siempre cuesta un poco construir el hábito, y cuando estás estresado parece mucho más difícil encontrar hueco para una actividad extra, lo sabemos. 

No te rindas y sal a correr durante unos días. A medida que el efecto del ejercicio se empiece a notar sobre tu estado de ánimo, verás cómo te enganchas y encuentras ese espacio solo para ti.

Y tú, ¿estás estresado? Pues lo único que necesitas es un poco de voluntad y unas zapatillas de running que te permitan reconectar contigo mismo. Anímate a correr, ¡y recupera tu espacio!

Imágenes | Pexels.