• Envíos gratis a partir de 49€
  • 30 días de devolución
  • Entregas en 48 h

Atención a las novedades primavera-verano 2019 de Brooks en zapatillas para la práctica del trail. Dos modelos espectaculares que te sorprenderán y conquistarán a partes iguales.

No solo de asfalto y pistas compactas vive el runner y, por eso, te traemos los modelos Cascadia y Caldera. Dos auténticas bestias para calzarnos y dos experiencias muy diferentes de carrera en montaña.

#1 – Brooks Cascadia 13

Todo un icono de Brooks en lo que a trail running se refiere. Esto es así porque aquel que quiere explorar esta disciplina encuentra en el modelo Cascadia una zapatilla polivalente con un marcado nivel de comodidad (algo que siempre prima esta marca).

El upper, lógicamente, está mucho más reforzado que en el caso de las zapatillas de asfalto. Incorpora un protector en puntera que acompaña a todo el lateral de la zapatilla a modo de faldón para protegernos de la entrada de barro.

Además incorpora una malla muy tupida que nos mantiene a salvo de las inclemencias del terreno. Los cordones también son más resistentes que los de los modelos de asfalto y se pueden recoger dentro de un bolsillo que incorpora la lengüeta.

La mediasuela está construida utilizando el compuesto de amortiguación más versátil de la marca: el BioMoGo DNA, integrando 4 refuerzos Pivot Post (dos en la parte interna y dos en la externa) que se cruzan internamente para describir una equis que busca una correcta sujeción. En los laterales se dispone de 4 tacos que reciben la presión de estas piezas, logrando una gran estabilidad y tracción.

Para la parte de la suela, se ha optado por un taqueado duro en la parte exterior y más blando en la interior. Desde luego que es un taqueado bastante agresivo, con lo que podremos correr por terrenos blandos y técnicos.

#2 – Brooks Caldera

Con el modelo Caldera, tenemos un modelo mucho más polivalente y con una gran sensación de amortiguación. Esto hace que sea muy adecuada para aquellos que practican la ultradistancia.

El upper es bastante libre, sobre todo si lo comparamos con el de la Cascadia, y eso a pesar de compartir con ese modelo el refuerzo de puntera y el faldón lateral de protección. En la cordonera incorpora un enganche elástico para recoger los cordones.

Para la mediasuela se ha optado por utilizar BioMoGo DNA pero con una densidad más ligera que en la Cascadia. De este modo, se consigue un calzado muy cómodo y amortiguado. Esta zapatilla es un Drop 4 pero levantando el metatarso para que exista una mayor amortiguación en esa zona.

En la suela vemos un taqueado menos agresivo pero que resulta especialmente efectivo en áreas rocosas, aunque no tanto en superficies embarradas.

Y hasta aquí las novedades Brooks primavera-verano 2019 en materia de modelos de trail running. ¿Por cuál de los dos te decides?

Imágenes | Intersport.