• Envíos gratis a partir de 49€
  • 30 días de devolución
  • Entregas en 48 h

Blog de running Intersport

Blog de outdoor Intersport

 

CÓMO HACER SENDERISMO Y QUÉ BENEFICIOS TIENE

Muchas personas que practican senderismo, no quieren ni oír hablar de entrenar, ni para practicar senderismo ni para nada, entrenar es para ellos, casi lo contrario, al significado de senderismo, por eso hablaremos de acondicionamiento físico, que nos servirá para evitar lesiones y para poder realizar recorridos más exigentes o atrevernos con rutas más largas. En definitiva: prepararnos un mínimo, para disfrutar al máximo de esta actividad.
Es verdad que nuestra sociedad, sobre todo estos últimos años, ha tendido a “vendernos” que todos teníamos que tener unos cuerpos perfectos y practicar deporte, en gimnasios o parques, corriendo o en bicicleta, para estar a la moda. Esto ha provocado, que practicantes del senderismo o incluso montañismo, quisieran desconectar de esta liturgia, y seguir practicando como lo han hecho siempre, sin objetivos ni metas, simplemente disfrutando de cada paso, de cada salida y de cada amigo, y esto es perfecto que sea así, y que siga así¡. Pero también es verdad que aprovechando toda la información que hoy en día se conoce sobre la actividad física y el equipamiento, aprovechando algunos consejos y variando algunas prácticas, podemos conseguir disfrutar, incluso, un poco más de nuestras salidas de senderismo.


Como “preparación física” os propongo que si solamente, son los fines de semana los que podemos realizar alguna salida, que durante la semana nos marquemos un par o tres de días, para realizar una caminata, a ritmo rapidito de una hora de duración más o menos. Si ésta puede ser en un parque y sobre tierra o hierva mejor, pero si no nos es posible, también sirve andar por la ciudad a buen paso. Durante la sesión podemos buscar alguna zona con escaleras y de esta manera cambiar de paso y de ritmo. Podemos entrenar en casa con una bicicleta estática, ésta también contribuirá a mejorar nuestra condición física. Otra cosa que podemos hacer es olvidarnos de ascensores y de transporte mecánico (si puede ser) e ir y volver andando al trabajo, o en bicicleta, es también una buena opción. Si acudimos a un gimnasio, podemos realizar sesiones en la cinta ergométrica, andando a buen ritmo, y programando cambios de desniveles.
También es aconsejable realizar un rotación mínima de ejercicios, una tabla de abdominales (sencillos) y un trabajo con los brazos (flexiones) nos serán muy útiles a la hora de andar por la montaña. Mucho ha cambiado el material estos últimos tiempos, quizás hay muchos senderistas, que toda la vida han utilizados botas para andar. Es el momento de probar con calzado más moderno, pues se ha mejorado mucho la amortiguación, el agarre, la transpiración, el cordaje yla impermeabilidad. No cualquier zapatilla sirve, si nos iniciamos y vamos mal calzados, es posible que la primera salida, sea la última.
La vestimenta, otro elemento que ha sufrido una gran evolución ¿Quien no recuerda o utiliza todavía una camiseta de algodón para andar? ¿No os viene a la cabeza lo desagradable que es, quitarse la mochila y volvérsela a poner con toda la camiseta empapada de sudor, pegada a la espalda? Existen muchas prendas diseñadas para practicar deporte que nos irán a la perfección. Recomiendo dejarnos asesorar por un especialista en material o por algún compañero bien iniciado en este tema. Es importante que lo que llevemos encima (en la mochila) sea lo justo, ni de más ni de menos, material básico e imprescindible: (aparte de la vestimenta que llevamos puesta y adaptada a las condiciones meteorológicas del día):

  • Un para-viento (impermeable - transpirable)
  • Una cantimplora mínimo de un litro o mejor aun un camel-bak
  • Un mínimo de comida energética (aparte de la que llevemos, a medida del recorrido programado)
  • Gafas de sol
  • Crema solar y labial
  • Gorra
  • Mapa de la zona
  • Móvil
  • Dentro de una bolsa hermética prepararemos un kit de emergencia que llevaremos siempre en el fondo de nuestra mochila, compuesto de:
  • Una manta térmica
  • Un silbato
  • Una navaja multiusos
  • astillas de cloro
  • Una brújula
  • Un frontal pequeño
  • Un mini botiquín

Recomiendo utilizar bastones de trekking específicos, los de esquí pueden servir, pero si andamos por zonas rocosas frecuentemente se nos engancharan las arandelas parala nieve. Ademáslos de trekking, llevan unas protecciones de goma para las puntas, que en zonas de rocas agarran mucho mejor, pudiéndose quitar si andamos por tierra o hierva. Estos han de estar ajustados a nuestra altura, con las correas bien ajustadas a las manos. Es típico en los senderistas, marcar unas pautas durante la excursión, por ejemplo: desayuno en el refugio, y durante todo el trayecto ni se come ni se bebe. Es mejor; incluyendo la parada, ir bebiendo y comiendo durante todo el recorrido, así evitaremos alguna pájara, que aunque parezca que solo aparezcan en las competiciones, estas no respetan nada ni a nadie. Si nos iniciamos como senderistas, comenzar poco a poco, tanto de ritmo como de longitud y desniveles en el recorrido. No podemos aborrecer el senderismo el primer día, porque no hemos pegado una paliza de narices. Si nos dejamos acompañar por gente con experiencia, esto es muy positivo, pero ellos han de ser conscientes de que nosotros somos novatos y que lo que a ellos puede parecer un paseo, para nosotros se puede transformar en una tortura. Vale más terminar con la sensación de que el recorrido ha sido corto, que con la sensación de no querer repetir nunca más. El senderismo es mucho más que practicar deporte, en él confluyen muchos aspectos, muchas sensaciones. El simple hecho de que podamos ir hablando con los amigos mientras andamos, es ya por si solo un argumento de peso, a veces corriendo, podemos ir dos horas al lado de alguien, y no tener aliento más que para decir algún taco, o alguna expresión irreconocible. Un buen complemento para disfrutar y recordar los recorridos realizados, es llevar una cámara de fotos, que también nos servirán para intentar convencer algún amigo de que pruebe una de las actividades más gratificantes en la montaña: el senderismo.