• Envíos gratis a partir de 49€
  • 30 días de devolución
  • Entregas en 48 h

Blog de running Intersport

Blog de outdoor Intersport

Bajando a todo trapo

La bajada es parte de la carrera, no todo es subir. Bajar rápido y con eficiencia, puede ser divertido y un punto a favor en carreras de montaña. Hay gente que naturalmente baja bien y otros que son incapaces y derrochan tiempo que en carrera puede ser precioso. Bajar puede resultar incomodo y peligroso, sobrecargas musculares, desgaste innecesario, espalda y hombros que sufren o respiración que se agita y todo por miedo o falta de confianza.

Vamos a dar algunos consejos para aprovechar la bajada y hacer de esta una ventaja en lugar de un inconveniente.

La premisa es, para mejorar hay que entrenar. Si no dedicamos horas a bajar no mejoraremos nuestras bajadas por más teoría que aprendamos.

La postura apropiada es, cuerpo perpendicular al terreno, o lo más perpendicular posible para no sobrecargar cuadriceps, brazos relajados para equilibrar, ni ir mirando donde ponemos el pie sino al frente para trazar la mejor ruta, controlar la respiración y no pisar golpeando.

La velocidad es un punto clave. La velocidad ideal no depende del esfuerzo. Debemos intentar frenar lo menos posible y por eso buscar la mejor trazada. Si notamos los cuadriceps cargados en exceso es porque bajamos demasiado lentos. La velocidad la encontramos con la práctica.

En terrenos técnicos es aconsejable una zancada corta para asegurar el control y evitar caídas.

Bajar terrenos fáciles a modo entrenamiento y hacer series nos ayudaran a tomar control y adaptar específicamente la musculación. La variedad de terrenos es buena pues en ocasiones diferentes terrenos implica diferentes adaptaciones de la técnica.

En definitiva es cuestión de practicar y si es posible hacerlo con alguien mejor, más efectivo será el entreno pues aprenderemos de su trazada y técnica de bajada además nos ponemos a prueba.