Beneficios de la práctica del running

El atletismo o el running es una práctica muy beneficiosa y saludable para el organismo. Nos ayuda a disponer un sistema cardiovascular más saludable, así como de músculos y articulaciones más fuertes. En Intersport queremos que conozcas cuál es el beneficio de la práctica del running y, por eso, aquí te ofrecemos una lista con los beneficios más destacados.

8 beneficios del running para la salud

En los últimos años, muchas personas se han animado a empezar a practicar running. Y es que se trata de una disciplina deportiva muy cómoda de hacer ya que solamente necesitarás un buen calzado, ropa ligera y salir a la calle. Gracias a su fácil acceso y a su sencillez, una gran cantidad de personas se han convertido en runners y en deportistas que, día a día, se van superando. A continuación te damos un listado con los principales beneficios del running para que veas por qué es un deporte tan recomendado y popular. ¡[email protected]!

Mejora el aparato locomotor

Practicar running nos ayuda a mejorar el aparato locomotor, esto es: los huesos, las articulaciones, los ligamentos, los músculos y los tendones. Pero es esencial adaptar el ejercicio a tu nivel físico ya que, si eres principiante, deberás establecer una rutina progresiva que te permita ir mejorando tu salud y no pongas en riesgo tu cuerpo.

El running puede provocar lesiones o dolores musculares, por eso, es importante que realices tu entrenamiento de forma adecuada y adaptada a tu perfil. Si llevas a cabo un entrenamiento saludable, con el paso del tiempo notarás cómo tus músculos están más fuertes y en mejor forma; del mismo modo, también estarás fortaleciendo todo tu aparato locomotor promoviendo que esté más activo y más fuerte.

Ideal para el sistema cardiovascular

Otro de los beneficios de la práctica del running es que este tipo de ejercicio activa de forma directa el sistema cardiovascular, por tanto, resulta una actividad muy saludable para nuestro corazón y, también, para nuestros pulmones. Al realizar esta disciplina conseguiremos que el corazón bombee una mayor cantidad de sangre y que, por tanto, entre más oxígeno a nuestro organismo.

Con ello, se consigue oxigenar los órganos y que nuestro organismo esté más saludable y depurado. De hecho, hay estudios que apuntan que salir a correr 1 hora a la semana puede contribuir a reducir el riesgo a sufrir afecciones en el corazón.

¿Has visto ya nuestro textil de running?

Refuerza las defensas

El sistema inmunitario también sale beneficiado de la práctica del running. Y es que si llevas a cabo un entrenamiento saludable, tus defensas se verán beneficiadas. Pero aquí también es importante tener en cuenta el esfuerzo al que sometes a tu cuerpo: siempre deberás realizar un ejercicio moderado y en el que no haya sobreesfuerzos porque, si pones tu cuerpo al límite, sus defensas se volverán más débiles.

Por tanto: practica running pero respeta los tiempos de descansos, escucha a tu cuerpo y nunca te fuerces más de la cuenta ya que podría ser contraproducente.

Prevención de enfermedades

No debemos olvidar que practicar ejercicio nos ayuda a disfrutar de un estado de salud más óptimo, de forma general. Por tanto, el bienestar en el que nos encontramos nos ayudará a reducir el riesgo a padecer enfermedades tanto coronarias, como respiratorias, etcétera.

De hecho, el ejercicio aeróbico aporta grandes beneficios en la salud como, por ejemplo, ayuda a reducir el LDL de la sangre, reduce la presión arterial, ayuda a eliminar grasas saturadas, etcétera. También se ha demostrado que salir a correr también aumenta la sensibilidad a la insulina, algo esencial para prevenir la diabetes del tipo 2 y llevar un mejor control de la glucemia.

Ayuda a bajar de peso

El ejercicio aeróbico es esencial para poder bajar de peso y apostar por un cuerpo más saludable y sin excesos. El running es uno de los ejercicios más indicados para adelgazar y apostar por un cuerpo más equilibrado. Cuando realizamos este tipo de ejercicio, le estamos pidiendo un extra de energía a nuestro organismo; este, deberá acudir a las reservas de grasa saturada para poder satisfacer esta demanda y que podamos realizar el ejercicio de forma saludable.

Sin embargo, un punto muy importante es que, si tu objetivo al hacer running es bajar de peso, debes prestar suma atención a la alimentación. Apuesta por una dieta equilibrada, rica en vegetales y baja en grasas saturadas para, realmente, notar el cambio físico en tu cuerpo.

Piel más saludable

Otro beneficio de la práctica del running muy llamativo es que se trata de una práctica deportiva que nos ayudará a lucir una piel más saludable y en mejores condiciones. Esto se debe a que, este ejercicio, aumenta la circulación de la sangre y la oxigenación de las células. A nivel estético esto se traduce en una piel más firme y tersa. Eso sí: si sales a correr durante el día, es altamente recomendable que te apliques crema solar con protección alta para evitar quemaduras o la aparición de manchas.

Reduce el estrés y la ansiedad

El running también es ideal para mejorar nuestro estado de salud mental y anímico. El motivo es que, al practicar este tipo de deporte, se liberan endorfinas (las hormonas conocidas como "de la felicidad"), un tipo de hormona que nos ayudará a sentirnos más relajados y con una sensación de bienestar. Con ello, se reduce la ansiedad o el estrés y se promueve un estado mental mucho más tranquilo y positivo.

Lucha contra el insomnio

Practicar ejercicio aeróbico como el running nos ayudará a conciliar mejor el sueño por la noche. De hecho, el cansancio físico que sentirás tras tu entrenamiento, así como la relajación obtenida por la liberación de hormonas te ayudará a que puedas dormir de forma más rápida y alcanzar un sueño más profundo. Eso sí: se recomienda que evites hacer ejercicio 4 horas antes de irte a la cama porque el deporte también puede crear el efecto contrario y activarte.

Como ves, son muchos los beneficios del running, un ejercicio que está muy de moda y que nos aporta muchísimos efectos positivos para nuestra salud física y mental.

Ver colección running